Ir al contenido principal

Sissi Emperatriz

Isabel Amalia Eugenia, fue emperatiz de Austria y reina consorte de Hungría, nació en Munich en 1837 y murió en Ginebra en 1898.


Recuerdo de pequeña tener todos los libros de Sissi Emperatriz, me encantaban, los leía una y otra vez, me quedaba fascinada con las historias que protagonizaba, siempre tan dulce, tan comprensiva, tan maravillosa......... Y luego vinieron las películas almibaradas, románticas y cursis, protagonizadas por Romy Schneider.


¡Que desilusión cuando años más tarde leí una de sus muchas biografías!!!! Se me cayó el mito a los pies......................
Su vida fue de todo menos de color de rosa, si hablamos de moda (que es de lo que trata el post) era una mujer obsesionada por su físico, por estar siempre impecable y por mantener su figura a toda costa. Sometió a su cuerpo a verdaderas torturas, medía 1'72 de altura, 47 centímetros de cintura y 50 kilos de peso, apenas comía y siempre en privado, solía tomar caldos de ave y sangre de buey o beefsteak crudos, por otro lado se atracaba a pasteles, tartas o helados, lo que conocemos hoy en día por un trastorno de anorexia y bulimia.
Su pelo era tan largo que le producía tremendos dolores de cabeza y de espalda, sus damas de compañía podían estar tres horas diarias cepillándolo........................
Estos comportamientos tan obsesivos le impulsaban a no parar, andaba seis y siete horas al día y otras tantas montaba a caballo.
Para preservar su figura se ceñía paños húmedos a las caderas varias veces por semana, todas estas barbaridades desencadenaron un fuerte reuma y edemas por todo el cuerpo.
A partir de los 50 años se puso un velo para que no pudieran fotografiar su deteriorado cutis y su pésima dentadura.
Hace años en Austria tuvo lugar una exposición con alguno de sus enseres personales, en donde se mostraba el frasco de morfina y la jeringuilla, que siempre llevaba en su neceser.
A pesar de todo, fue una mujer que marcó tendencia  en la moda, todas las mujeres de la aristocracia de finales del XIX, imitaban su forma de vestir, sus peinados, su estilismo en general. Como era bastante ancha de hombros y pechugona se ponía unos corsés que le estrangulaban el pecho y un volante en la parte superior para disimularlo.
Sin duda era muy bella aquí la vemos retratada por Winterhalter, su retratista favorito.





La actriz Romy Schneider en su papel de Sissi.



Os recomiendo una biografía, ELIZABETH, EMPERATRIZ DE AUSTRIA-HUNGRÍA de ANGELES CASO.

Entradas populares de este blog

La sofisticación del turbante

¡Hola reinas!! Últimamente estoy viendo mucho el uso de este complemento, personalmente me parece muy elegante, atrevido y me recuerda a las divas de antaño, todo glamour y sofisticación.
Después de la segunda Guerra Mundial se puso muy de moda, para contrarrestar la sobriedad en el vestir que exigía la época y dar un toque de originalidad a sus looks.



Matcha, la bebida de las modelos.

Durante la semana de la moda de Nueva York, el matcha fue declarado bebida oficial del evento. Se ha puesto de moda entre las celebrities por sus "milagrosas propiedades". Es una forma de té verde.Matcha significa té en polvo.  Es un té de alta calidad, más potente y aún más rico en antioxidantes (polifenoles) que el té verde convencional. Además contiene EGCG que ha demostrado acelerar el metabolismo y reducir el crecimiento de las células cancerígenas.  Contiene más teína que un té convencional. Los aficionados al matcha, lo usan para desayunar y comparan sus efectos con el del café de por la mañana, no se recomienda beberlo en las seis horas previas al descanso nocturno.  El sabor del matcha es parecido al de la hierba o al de una hoja de espinaca. Una buena pista para saber si el matcha que compras es auténtico es su precio. El matcha puro y fresco es caro. Está de moda y no solo como una bebida, muchos chefs de prestigio lo han incluido en sus platos. De hecho, ya es pos…

Faldas años 50

La moda de la década de los años 50 es mi favorita, femenina, glamurosa, elegante y muy chic. Hay una prenda que está muy de moda y son las faldas de vuelo ¡Me encantan!!!.
En los años 50 llevaban un can-can debajo muy almidonado, en la actualidad sería un poco complicado entrar en el autobús o en el metro con semejante volumen.
Este tipo de falda, es de talle alto, con lo cual al marcar la cintura y entallar el busto, disimulamos caderas y muslos si son gruesos. El largo ideal, por media pierna o al ras de la rodilla, para las más altas con bailarinas quedan genial y las más pequeñas con unos buenos stilettos.
En la parte de arriba apuesto por blusas, camisas entalladas o las más atrevidas con un crop-top (ver más aquí) a la altura de la cintura.
Personalmente me encantan con flores XL y bien armadas, son una estupenda opción para una boda o una fiesta, elige un tejido rico como tul, brocado.................. y no defraudarás.

Un vestido que marcó tendencia

Hoy hablamos de un vestido que marcó una época y una tendencia que ha sobrevivido al paso del tiempo, es el traje de novia de la reina Victoria del Reino Unido.
Dibujo coloreado del traje nupcial.