Ir al contenido principal

Josefina Bonaparte

Primera esposa de Napoleón y emperatriz de Francia, nació en la Martinica francesa, en una plantación de esclavos regentada por sus padres en 1763. Casada con el vizconde Alejandro de Beauharnais, al enviudar (su marido fue guillotinado) se codeó con lo más selecto de la sociedad, su gran belleza, elegancia y distinción le permitieron tener amantes ricos que le costeaban su alto tren de vida.
Cuando conoció a Napoleón él tenía 26 años y ella 32, fue un matrimonio por conveniencia, Napoleón quería una esposa que le pudiera meter en los círculos de la alta sociedad francesa y Josefina, viuda del vizconde y con dos hijos, necesitaba a alguien que la mantuviera.
Esta unión de conveniencia terminó en divorcio, Napoleón necesitaba un heredero y aunque se resistió durante muchos años a abandonarla (llegó a amarla) el matrimonio acabó en 1810.
De los dos hijos con su primer esposo, su hija Hortensia fue reina consorte de Holanda y madre de Napoleón III, es ascendiente directa de las casas reales actuales de Bélgica, Suecia, Dinamarca, Grecia, Noruega, Luxemburgo, Liechtenstein y Mónaco.
Josefina murió en la Isla de Francia (Francia) de una pulmonía en 1814. Dicen que la última frase que pronunció fue: "Yo jamás provoqué ni una sola lágrima".



Josefina popularizó el "vestido o corte imperio". Después de la revolución francesa y para cortar en todos los sentidos con el antiguo régimen se pone de moda este vestido, con el corte debajo del pecho y tejidos más ligeros y vaporosos, como la seda de Lyon bordada en hilo dorado, el escote profundo y redondo y las mangas cortas y abombadas, dan un aire muy delicado y femenino a este estilo. El excesivo lujo de antaño, da paso a usar brazaletes y pendientes en bronce y cobre engarzados con piedras preciosas encontradas en el Palacio de la Bastilla.
Con el descubrimiento de Pompeya y Herculano en 1748, las esculturas encontradas, influyeron decisivamente en el "vestido imperio", la época con la que se corresponde es el Neoclásico.
A Josefina también se le conoce por poner de moda la "pashmina" (se las traían comerciantes de la India) los collares de perlas y las flores para adornar su pelo y vestuario, tendencias que más tarde utilizaría Coco Chanel.








Alguna de sus tiaras


TIARA DE LA CORONACIÓN

ESTA LA LUCIÓ VICTORIA DE SUECIA EN SU BODA


Entradas populares de este blog

Ethnic clutch

Lo étnico está de moda ya sea en ropa como en complementos, así que nada mejor como este tipo de bolsos si queréis seguir la tendencia de una forma más discreta y ponerle un toque único a vuestro look. Son ideales y muy versátiles, tanto de día como de noche me parecen una opción estupenda para sustituir al clásico bolso, yo ya tengo el mío ¿Y tú?

La sofisticación del turbante

¡Hola reinas!! Últimamente estoy viendo mucho el uso de este complemento, personalmente me parece muy elegante, atrevido y me recuerda a las divas de antaño, todo glamour y sofisticación.
Después de la segunda Guerra Mundial se puso muy de moda, para contrarrestar la sobriedad en el vestir que exigía la época y dar un toque de originalidad a sus looks.



Faldas años 50

La moda de la década de los años 50 es mi favorita, femenina, glamurosa, elegante y muy chic. Hay una prenda que está muy de moda y son las faldas de vuelo ¡Me encantan!!!.
En los años 50 llevaban un can-can debajo muy almidonado, en la actualidad sería un poco complicado entrar en el autobús o en el metro con semejante volumen.
Este tipo de falda, es de talle alto, con lo cual al marcar la cintura y entallar el busto, disimulamos caderas y muslos si son gruesos. El largo ideal, por media pierna o al ras de la rodilla, para las más altas con bailarinas quedan genial y las más pequeñas con unos buenos stilettos.
En la parte de arriba apuesto por blusas, camisas entalladas o las más atrevidas con un crop-top (ver más aquí) a la altura de la cintura.
Personalmente me encantan con flores XL y bien armadas, son una estupenda opción para una boda o una fiesta, elige un tejido rico como tul, brocado.................. y no defraudarás.

Aguamarina

Otros de los colores estrellas en la lista Pantone para la primavera-verano 2015.
Si en un post anterior os hablamos del color "marsala" un tono rotundo y de la tierra, el "aguamarina" es lo opuesto, sutil, etéreo, delicado, femenino, casi transparente, lo asociamos con el agua.
La tierra y el agua, el yin y el yang, los opuestos que se complementan,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,  Personalmente no somos muy de azules, pero ante el "aguamarina" caemos rendidas a sus pies.
Nos parece ideal combinarlo con colores muy claros o un "total look".