Ir al contenido principal

Los lunares de quita y pon

Todos los seres humanos tenemos lunares, pero hubo una época en que estos se ponían y quitaban a merced de la moda, esta época es el S.XVII, el Barroco, que ha pasado a la historia por su riquísima ornamentación y por el uso excesivo del maquillaje y los lunares. ¿Quién no ha contemplado esos retratos barrocos en los que lucen enormes pelucas, trajes muy recargados y la tez pálida y adornada con falsos lunares? La mayoría de las veces se utilizaban para disimular alguna marca provocada por la viruela, enfermedad que asoló Europa durante este siglo.

En Francia, que estaba a la vanguardia (como diríamos ahora) de la moda, estos lunares tomaron total protagonismo, allí se les llamaban "mouche" (mosca) y las damas y caballeros se los ponían como un adorno más en su indumentaria, estos se guardaban en unas cajitas que serían las predecesoras de las polveras. Los lunares generalmente estaban hechos de terciopelo y otros se pintaban directamente en el rostro.
Aparte de un elemento puramente estético también tenían un significado para el coqueteo y la seducción, por ejemplo; un lunar junto a la boca de una mujer significaba deseo de flirtear, en la mejilla derecha que estaba casada, en la izquierda prometida y junto al ojo, que sentía una pasión incandescente.
Esta moda acabó con la revolución francesa, pero hemos visto a muchas divas sobre todo en el S.XX que se han pintado lunares ¿Y vosotr@s, lo habéis hecho en alguna ocasión?.


"Dama en el tocador" podemos apreciar como se coloca los lunares de quita y pon. Retrato de Francois Boucher.



Retrato de la reina Isabel de Farnesio reina consorte de España, casó con el rey viudo Felipe V. Mujer de gran belleza pese a las marcas de viruela en su rostro. Retratada por Miguel Jacinto Meléndez.


La reina Maria Luisa de Parma esposa de Carlos IV de España retratada por Goya. Un lunar en la sien derecha que parece un parche.


Entradas populares de este blog

La sofisticación del turbante

¡Hola reinas!! Últimamente estoy viendo mucho el uso de este complemento, personalmente me parece muy elegante, atrevido y me recuerda a las divas de antaño, todo glamour y sofisticación.
Después de la segunda Guerra Mundial se puso muy de moda, para contrarrestar la sobriedad en el vestir que exigía la época y dar un toque de originalidad a sus looks.

Luego vinieron las grandes divas del cine como, Elizabeth Taylor, Sofía Loren o Grace Kelly entre otras.¡Que bellezas, madre mía!!!!



El turbante en su origen, era un trozo de tela enrollado alrededor de la cabeza para apartar el  pelo de la cara y aislarse del calor. Los primeros testimonios van desde el antiguo Egipto hasta la India, pasando por Babilonia, todas ellas civilizaciones anteriores a Cristo.
Actualmente hay un pueblo que hace del turbante sus seña de identidad los Sijs, practican una religión desde el siglo XVII entre el hinduismo y el islamismo, cuya base es la igualdad y la no discriminación, por ello dicen llevar todos el mi…

Ethnic clutch

Lo étnico está de moda ya sea en ropa como en complementos, así que nada mejor como este tipo de bolsos si queréis seguir la tendencia de una forma más discreta y ponerle un toque único a vuestro look. Son ideales y muy versátiles, tanto de día como de noche me parecen una opción estupenda para sustituir al clásico bolso, yo ya tengo el mío ¿Y tú?

Trucos para estilizar la figura

Las mujeres que no miden mas de 1'60 centímetros de estatura, se les considera "pequeñas" o "small".....................
Si queréis alargar y estilizar vuestra figura, os voy a dar algunos consejos que os van a venir muy bien. Lo primero, es esencial crear ilusiones ópticas para parecer más altas, por ejemplo: - Bloques monocolor; es decir vestir de arriba a abajo con el mismo color o la misma gama en distintas tonalidades que no contrasten demasiado entre si.

Josefina Bonaparte

Primera esposa de Napoleón y emperatriz de Francia, nació en la Martinica francesa, en una plantación de esclavos regentada por sus padres en 1763. Casada con el vizconde Alejandro de Beauharnais, al enviudar (su marido fue guillotinado) se codeó con lo más selecto de la sociedad, su gran belleza, elegancia y distinción le permitieron tener amantes ricos que le costeaban su alto tren de vida.