Ir al contenido principal

"La joven de la perla"

Hay una antigua leyenda persa que dice "Dios tiene servidores semejantes a la lluvia. Cuando esta cae en tierra da origen al trigo y cuando cae al mar, a las perlas"


Isabel Clara Eugenia pintada por Claudio Coello
La perlas se han utilizado desde tiempos inmemorables y como curiosidad en el Renacimiento se dictaron leyes para que no pudieran usarlas personas que no pertenecieran a la nobleza, no hay más que observar un cuadro de la época ¡Como iban ataviadas, llenas de perlas!!!!



La joven de la perla pintada por Johannes Vermeer




Hay varios tipos de perlas:
Perlas naturales: Estas se forman de manera totalmente natural, un cuerpo extraño se mete en el interior de la ostra, al irritarla, esta segrega una sustancia que va envolviendo el cuerpo extraño y transcurridos unos años se convertirá en una perla de valor incalculable.
Perlas cultivadas: Es una técnica que en Japón la llevan utilizando desde el siglo XIX, consiste en introducir a la ostra un elemento extraño de forma artificial para que segregue esa sustancia que en un par de años se habrá convertido en perla, por supuesto de peor calidad y menos costo que las naturales.
Perlas de imitación: Son las que se usan en bisutería y que su núcleo está compuesto por vídrio o plástico y que están recubiertas por productos químicos para darles ese brillo nacarado.
Perlas de río: Se cultivan en agua dulce, son más pequeñas, pero nos parecen una buena opción si nuestro bolsillo no nos permite comprar otras de mayor calidad.
Oímos a muchas mujeres decir que no usan perlas porque parecen mayores ¡Mujer si te pones las de tu madre, normal!!!! Pero hay muchísimos diseños  actualmente que puedes combinar con outfits muy informales y quedan estupendas. Las perlas iluminan el rostro y embellecen, son súper estilosas y favorecen a cualquier mujer y si no................ mirad a ver que os parecen.







"No es la apariencia, es la esencia. No es el dinero, es la educación. No es la ropa, es la clase"
Coco Chanel


Fotos: Pinterest

Entradas populares de este blog

La sofisticación del turbante

¡Hola reinas!! Últimamente estoy viendo mucho el uso de este complemento, personalmente me parece muy elegante, atrevido y me recuerda a las divas de antaño, todo glamour y sofisticación.
Después de la segunda Guerra Mundial se puso muy de moda, para contrarrestar la sobriedad en el vestir que exigía la época y dar un toque de originalidad a sus looks.

Luego vinieron las grandes divas del cine como, Elizabeth Taylor, Sofía Loren o Grace Kelly entre otras.¡Que bellezas, madre mía!!!!



El turbante en su origen, era un trozo de tela enrollado alrededor de la cabeza para apartar el  pelo de la cara y aislarse del calor. Los primeros testimonios van desde el antiguo Egipto hasta la India, pasando por Babilonia, todas ellas civilizaciones anteriores a Cristo.
Actualmente hay un pueblo que hace del turbante sus seña de identidad los Sijs, practican una religión desde el siglo XVII entre el hinduismo y el islamismo, cuya base es la igualdad y la no discriminación, por ello dicen llevar todos el mi…

Ethnic clutch

Lo étnico está de moda ya sea en ropa como en complementos, así que nada mejor como este tipo de bolsos si queréis seguir la tendencia de una forma más discreta y ponerle un toque único a vuestro look. Son ideales y muy versátiles, tanto de día como de noche me parecen una opción estupenda para sustituir al clásico bolso, yo ya tengo el mío ¿Y tú?

Trucos para estilizar la figura

Las mujeres que no miden mas de 1'60 centímetros de estatura, se les considera "pequeñas" o "small".....................
Si queréis alargar y estilizar vuestra figura, os voy a dar algunos consejos que os van a venir muy bien. Lo primero, es esencial crear ilusiones ópticas para parecer más altas, por ejemplo: - Bloques monocolor; es decir vestir de arriba a abajo con el mismo color o la misma gama en distintas tonalidades que no contrasten demasiado entre si.

Josefina Bonaparte

Primera esposa de Napoleón y emperatriz de Francia, nació en la Martinica francesa, en una plantación de esclavos regentada por sus padres en 1763. Casada con el vizconde Alejandro de Beauharnais, al enviudar (su marido fue guillotinado) se codeó con lo más selecto de la sociedad, su gran belleza, elegancia y distinción le permitieron tener amantes ricos que le costeaban su alto tren de vida.